Friday, February 19, 2010

El Trabajo Excesivo.


Casa de Oracion en Mision Avivamiento.

Los que trabajan demasiado.

Trabajo excesivo!! Imaginamos a veces que esto sea algo bueno? Imaginamos que la energia

y el espiritu de industria estan detras del trabajo excesivo? Es este realmente necesario

para poder llevar a cabo los mega- proyectos?

No. El trabajo excesivo nos aleja de Jesus. Es un pecado y tiene un efecto

negativo sobre nuestra vida de fe. Todo depende de si yo estoy en consonancia

con Jesus, o no. Jesus dice:

Juan 15:5 (Reina-Valera 1995)

5 »Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí y yo en él,

este lleva mucho fruto, porque separados de mí nada podéis hacer.

Solo lo que hacemos en union con Jesus, QUE ES VIDA, tiene la vida divina, y nunca perece.

Solo eso hallaremos como fruto en la eternidad.

Pero sabemos que satanas hace todo esfuerzo para robarnos este fruto eterno. El quiere

obstaculizar a cualquier costo, que pasemos el dia unidos a nuestro Señor Jesus, porque

El sabe que esta union con Jesus nos fortalece. Porque entonces estamos en armonia, unidad

y conectados con el Señor del cielo y de la tierra, el que tiene poder sobre todo nombre que

se nombra. Es entonces, cuando su poder es nuestro y ofrece bendicion para el trabajo.

Por otra parte, nosotros pobres pecadores, estamos separados de Jesus, solo podremos

hacer cosas que no tengan valor, que se iran como tamo que arrebata el viento, sin importar

cuan buenas parecian al principio.

Esa es la razon por la cual satanas utiliza todas las astucias posibles para hacer que nuestro

trabajo NOS ABSORBA POR COMPLETO, y que asi nos separe de Jesus.

El trabajo nos puede encadenar porque nos interesa demasiado, porque satisface nuestros

deseos humanos, y porque en el hallamos satisfaccion. El trabajo puede incitar nuestra

ambicion. Queremos lograr muchas cosas y obtener exito, posicion y reconocimiento.

Algunos simplemente aman el trabajo. Les gusta ver lo que hacen. O el trabajo puede llegar

a ser un escape, un modo de apaciguar nuestras conciencias, por cuanto no hemos mantenido

nuestras vidas correctamente.

En esas situaciones, nuestros periodos de oracion se nos hacen muy insoportables.

Algunas personas que tienen mucho que hacer caen en la prisa alocada. Estan tensas y por lo

tanto no pueden orar mientras trabajan.

De modo que satanas nos llega procedente de varias direcciones y trata de llevarnos al trabajo

excesivo, a una vida sin Jesus. Pues satanas ES EL ESPIRITU MALICIOSO DE LA

INTRANQUILIDAD. Jesus, en cambio es el Principe de Paz. El que hace su trabajo

junto con El, esta en paz, y no tiene prisa. Es cuando nuestro trabajo industrioso no es una

loca premura. Entonces no estamos esclavizados por el trabajo, ni movidos por el, sino que

trabajamos conjuntamente con Dios, sacando la fortaleza que necesitamos de nuestros

periodos de quietud. Entonces el trabajo esta lleno de vida divina, de celo y de gozo.

Pero aunque sabemos que no solo somos infelices cuando estamos separados de Jesus,

usualmente hay cadenas que nos atan a nuestro trabajo.

Vez tras vez, estamos lamentando el hecho de perder nuestra comunion con Jesus, durante el

transcurso del dia. En realidad cuando estamos empeñados en diversas tareas, tenemos la

tendencia a olvidarnos de El durante horas!

Entonces el exceso en nuestro trabajo ya no debe ser tolerado en nuestras vidas. No es un

simple ajetreo inocuo, ni de un simple "perderse uno en el trabajo", sino mas bien un pecado

que nos traera un castigo severo.

Quien , alguna vez , ha aplicado las palabras de Jesus a su propio trabajo?

Juan 15:6 (Reina-Valera 1995)

6 El que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano,

y se secará; y los recogen, los echan en el fuego y arden.

El destino del que esta demasiado ocupado, es de ser "echado fuera". Seran echados fuera de

la presencia de Jesus y de su reino, porque a la vista de El, no trabajaron para Dios, ni por

amor personal hacia El. Sencillamente ya no permanecen en El.

No solo se quemaran sus obras, sino la misma persona que NO TUVO TIEMPO para El.

De modo que tenemos que ser redimidos del trabajo excesivo, no importa lo que nos cueste,

con el tiempo veremos la bendicion de Dios.

Pero como llegamos a esa liberacion? Permaneciendo en El. Haciendo todo conjuntamente con

Jesus. Esta es una practica, es una disciplina, es un habito que luego se convertira en una

NECESIDAD. Debieramos practicar invocar el nombre de Jesus, vez tras vez en nuestros

corazones. Mientras estemos trabajando deberiamos decir: ESTO LO HAGO PARA TI,

PARA TI... es buscar la conexion, buscar la permanencia. Nuestro corazon todo el dia

conectado al SUYO. Antes de irnos a dormir, preguntemonos si estuvimos con Jesus

durante el dia. Pidamos al Espiritu Santo de Dios, que al dia siguiente nos amoneste a pensar

en Jesus. En la oracion de la mañana, antes de ir al trabajo, pongamos esta peticion otra

vez delante de El. Y si estamos sufriendo especialmente bajop el pecado del excesivo

trabajo, debemos pedir que nos ayude , enseñe y nos haga recordar a hacer cada hora

una oracion en nuestro trabajo... EL LO HARA!

No debemos dejar de rogarle al Señor que nos permita, permanecer en Cristo, aunque

experimentemos muchas derrotas.

Cada vez que hayamos perdido contacto con El en el trabajo, debemos trataR de establecer de

nuevo la conexion, aunque sea necesario hacer eso 100 veces al dia! De esto depende el fruto

de nuestra labor para la eternidad. Tenemos que establecernos una meta definida de fe.

Pidamosle a Jesus todos los dias:

Permiteme estar inmerso en ti, mas y mas sumergido, hasta que ya no

pueda perderte. Por el poder de tu sangre, y su precio, LIBRAME PADRE MIO,

de la esclavitud del trabajo. Ayudame a tener un trabajo que no me saque

tiempo para servirte.

Dios contestara esta oracion, y nosotros experimentaremos que Jesus es el Redentor,

que nos librara de las cadenas que nos atan a nuestro trabajo.

ENTONCES ESTAREMOS ATADOS A EL y daremos frutos para su gloria.


Jesus: Tu eres todo para mi!

Hablare y trabajare contigo!

Quiero planificar, considerar y hacer todas mis decisiones contigo.

No debe hacerse nada sin ti. Nunca tu quedaras de lado.

Me ato fuertemente a Ti, de modo que nada pueda

separarnos durante el dia:

ni el trabajo, ni la carga, ni otro interes, ni el gozo.

Que yo, para siempre viva en tu santa presencia,

porque TU estas aqui!


Otros Temas Relacionados :

Oraciones de Sanidad y Auto-liberacion.

http://oraciones-intercesion.blogspot.com/

Guerra Espiritual.

http://cris-guerraespiritual.blogspot.com/


Inspirado en el tema " EL TRABAJO EXCESIVO" de Basilea Schlink
ampliado por Casa de Oracion en Mision Avivamiento.



Cristina Blanc-Ramirez.
~ Sierva de Jesus el Yeshua Hamashiach~
Casa de Oracion en Mision Avivamiento.

mision-intercesion1usa@hotmail.com

No comments:

Post a Comment