Sunday, August 2, 2009

Pleitos y Enemistades

Casa de Oracion en Mision Avivamiento.

La Disension.


En Galatas 5:19-21, El Apostol Pablo enumera los pecados que el llama "Obras de la carne",

y nos dice terminantemente: ". . . Os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que

practican tales cosas no heredaran el reino de Dios". Los pecados que alli se enumeran son

tales como el adulterio, la fornicacion, la inmundicia, las borracheras, y otros los cuales se

conocen como vicios. Pero en esta lista tambien aparece un pecado del cual raras veces

pensamos que nos impide heredar el reino de Dios. Se trata de las disensiones:

La perturbacion de las relaciones pacificas por causa de los peleas.


Las Sagradas Escrituras toman este pecado tan en serio que el apostol Pablo utiliza

4 diferentes expresiones para describirlo, por cuanto nos puede excluir del reino de Dios:

ENEMISTADES, PLEITOS, CONTIENDAS, DISENSIONES.

Esta es una poderosa advertencia de Dios, que usualmente nos las arreglamos para pasarla

por alto. Si la consideradamos seriamente, la iglesia de Cristo no se dividiría en tantas

facciones ni habria tantas enemistades.

No hubo ninguna peticion que fuera mas urgente en el corazon de Jesus que aquella de que los

suyos estubieran unidos. Esa fue su plegaria. El hecho de que casi nadie pone atencion a

esta plegaria indica que Jesus no es el Señor de la iglesia. No creemos que es un hecho que

sus mandamientos son obligatorios para nosotros. Eso demuestra que su iglesia, y nosotros

como miembros de ella, a menudo vivimos separados de El.

Llevamos una vida de pecado, de contiendas, de enemistades, de competencia,

de celos y envidias dentro del cuerpo de Cristo.

La mayoria de las veces queremos tener poder, nombre y autoridad en la iglesia, y

lastimosamente, esto muchas veces nos lleva a dar mal informe de los demas, para

sacarnoslo de encima. Que alguien me diga que esto no es cierto!

Como cuerpo de Cristo estamos desfigurando a la cabeza que es Cristo, lo estamos

desacreditando a El y desacreditando su enseñanza de amor.

De este modo llegaremos a ser culpables para con incontables personas que por ese motivo se

ofenden con el cristianismo. Pero al mismo tiempo, sin que realmente estemos enterados

de ello, llegamos a estar separados de Jesus, la Cabeza, y a vivir bajo el dominio de aquel que

incita toda enemistad, todo odio, toda contienda y disension.

Destruimos el reino de Dios que esta edificado sobre la unidad del amor pero que es derribado

por la lucha y la desunion.

2 Timoteo 2:24

(Nueva Versión Internacional)


24 Y un *siervo del Señor no debe

andar peleando; más bien,

debe ser amable con todos,

capaz de enseñar y no propenso

a irritarse.

No hay palabra suficiente para expresar las serias consecuencias que las contiendas y la

enemistad producen siempre en las familias, en las iglesias y en otros grupos dentro de la

iglesia de Cristo. Las Sagradas Escrituras dicen que todo lo que hay en nuestras vidas esta

escrito en un libro de memorias (Malaquias 3:16), de modo que nuestras deudas con

respecto a nuestros pecados generalmente tendrian que ser grandes.

Porque, que hemos hecho para evitar tales contiendas y divisiones?

Nos corresponde a nosotros ser los pacificadores de Cristo, pero,

en vez de ello, a menudo ayudamos a animar la llama de la enemistad.

Un dia Dios nos preguntara si nosotros ayudamos a lograr la paz por medio de palabras

bondadosas y amables en las familias, trabajos, y reuniones de los cristianos, o si nos

entregamos a las luchas y divisiones, o aun fuimos los que iniciamos las disputas.

La tendencias a animar las llamas, cada vez que hay un poco de tension, es algo que esta

profundamente metido en nuestros corazones. Tenemos que reconocer que es algo que

casi nos causa placer!

Y la pequeña chispa de una observacion de menosprecio, critica, que podamos introducir en

una conversacion puede llegar a encender el fuego en las iglesias, comunidades o familias.

Un dia, cuando estemos delante del trono de juicio de Dios, caera sobre nosotros el juicio

de Dios, contra todas las cosas terribles que nuestras contiendas y divisiones hayan podido

causar al reino de Dios. Las Sagradas Escrituras hacen mucho hincapie en este pecado, lo

mencionan 4 veces en el mismo versiculo y nos advierte que tal pecado puede excluirnos del

reino de Dios. Asi de facil! Por lo tanto tenemos que reaccionar en consecuencia, tomando

este pecado en forma especialmente seria y no tolerandolo ni un momento mas en nuestras

vidas, ni en nuestro hogar, ni en nuestro matrimonio , ni con nuestros hijos. Pero solo

pelearemos contra el, con toda seriedad, si primero lo llamamos precisamente por su nombre

tal como lo llama la Biblia. No debemos embellecerlo con alguna pretension falsamente

piadosa de estar defendiendo la verdad ; ni diciendo que esos son solo " problemas inevitables

en la familia", etc. Tampoco podemos entrar en pleitos aunque TENGAMOS LA RAZON.

Tenemos que desechar TODA EXCUSA que nos lleve a un pleito o a una division.

Usualmente no es puro nuestro deseo de mantener la verdad y la justicia , aun en el sentido

teologico. Lo que escribio el apostol Pablo cuando se decia:

"...yo soy de Pablo, y yo de Apolos...", con respecto a esto aclara :

1 Corintios 3:3 (Reina-Valera 1995)

3 porque aún sois carnales. En efecto, habiendo entre vosotros celos,

contiendas y disensiones, ¿no sois carnales y andáis como hombres?

Las contiendas, divisiones y pleitos siempre tienen relacion con la carne.

La raiz de estos pecados son el orgullo, la envidia, los celos, la competencia, el menospreciar

a los demas...cuantos espiritus inmundos estan detras de las disensiones!

Los soberbios piensan que solo sus opiniones son correctas. No pueden ver los puntos buenos

que hay en las opiniones del otro, ni apreciar las demas opiniones, como lo hacen los humildes.

Los envidiosos se molestan cuando a los otros les va mejor que a ellos.

Los que compiten, siempre lo hacen motivados por un espiritu de soberbia y vanagloria,

quieren sobresalir y ser reconocidos. Los celosos, por lo general acomplejados e inseguros.

Llenos de temores. Y asi sigue la lista. Esta es la razon por la cual hay tanto desacuerdo,

luchas y disputas y sin contar que falta la reconciliacion en los matrimonios

( y aun de pastores!), en las familias, parientes y otros grupos.

La Bilbia no se muestra interesada, en cuanto a si tenemos la razon o no en los pleitos

familiares, o en los pleitos dentro de la iglesia.....no le interesa si tenemos o no la razon...

se entiende esto? Mas bien afirma claramente que cada vez que tenemos pleitos con otros,

estamos en el grupo que no pertenecen al reino de Dios.

Peor aun, tenemos que arreglar las ofensas, aunque haya sido el otro el agresor!

En este aspecto, Dios es implacable en sus demandas y tiene derecho de serlo y sabe porque?

Porque NOSOTROS ERAMOS SUS ENEMIGOS... si, nosotros eramos sus enemigos y EL nos

perdono todo en Jesus. Nosotros le causamos continuamente problemas con nuestros pecados

y desobediencias...y fijese, le causamos mucha mas afliccion, preocupacion, dolor, o como

quiera llamarle, que la que cualquier persona pudiera causarnos a nosotros.

Y EL aun continua soportandonos.

El cuerpo de Cristo sigue con sus divisiones, pleitos, contiendas. Muchas iglesias estan

ENEMISTADAS.... en que cabeza cabe esto?

Que gran pesar y que verguenza cuando oigo por la emisora radial que un pastor critica al otro!

Creo que no hay nada que provoque tanto la ira de Dios, cuando peleamos los unos contra los

otros, y peor aun, si somos hermanos en Cristo. Que hay de nuestro testimonio?

Cuanta gente no llega al cristianismo, porque dice que los cristianos son

peores que la gente del mundo? Vamos a abrir nuestros ojos y ver que clase de obra

estamos sembrando. Tenemos que reconocer donde estamos fallando. Y otra cosa de la cual

tenemos que deshacernos es luchar, pelear, pleitear en nuestros hogares,

en nuestro matrimonio, en nuestra vecindad. No discutir mas en asuntos espirituales, eso

puede provocar un gran malestar y enojo por mucho tiempo.

Si hay herencias, no estes peleando como una persona carnal por el dinero, o peor que un

carnal. Trata de llevar la fiesta en paz...o es que no sabes que Cristo es tu Abogado?

Solo puedo decir algo: Jesus reacciono como un CORDERO.

Su nombre es PRINCIPE DE PAZ. Y el quiere llamarnos a seguirlo este camino.

Y entonces satanas no tendra ningun derecho sobre nosotros. Dice la Palabra de Dios:

No deis lugar al diablo.

Romanos 12:21 (Reina-Valera 1995)

21 No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal.

Que palabras mas dificiles de cumplir, verdad? Va contra toda nuestra ley natural de la carne!

Tenemos que dar el primer paso ahora y tratar la reconciliacion en lo que nos sea posible!

Cuando sabes que tu hermano esta bajo otra denominacion y piensa diferente

a ti : NO IMPORTA. Solo ora por tu hermano. El trabajo es del Espiritu Santo, no tuyo.

Quien convence? El Espiritu Santo!

Respeta a los demas....respeta siempre a los demas, respeta su opinion, comision y

directriz, respeta a tu projimo, como quieres que te respeten a ti.


Si no hacemos esto PERDEREMOS EL REINO DE DIOS,

a pesar de toda "buena obra"que hagamos a favor de el.

Cuando uno contiende y demanda sus propios derechos ya va por el camino equivocado.

Si pides a Dios que te muestre ese pecado oculto de pleitos, contiendas,

divisiones que hay en ti, El te mostrara, y te aseguro que asi sera.

El contestara y mostrara el pecado.

El vencera en nosotros, si le permitimos y queremos ser libres de ese pecado.

Esta victoria es valida para todo aquel que la reclame por fe!


Oracion de auto-liberacion.

Salmos 102 (Nueva Versión Internacional)

Oración de un afligido que, a punto de desfallecer,
da rienda suelta a su lamento ante el Señor.


1 Escucha, Señor, mi oración; llegue a ti mi clamor.

2
No escondas de mí tu rostro cuando me encuentro angustiado.

Inclina a mí tu oído; respóndeme pronto cuando te llame.

12 Pero tú, Señor, reinas eternamente; tu nombre perdura por todas las

generaciones. 13 Te levantarás y tendrás piedad de *Sión,

pues ya es tiempo de que la compadezcas. ¡Ha llegado el momento señalado!

14 Tus siervos sienten cariño por sus ruinas; los mueven a compasión sus

escombros. 15 Las naciones temerán el nombre del Señor;

todos los reyes de la tierra reconocerán su majestad. 16 Porque el Señor

reconstruirá a Sión, y se manifestará en su esplendor.

17 Atenderá a la oración de los desamparados, y no desdeñará sus ruegos.

18 Que se escriba esto para las generaciones futuras,

y que el pueblo que será creado alabe al Señor. 19 Miró el Señor desde su

altísimo santuario; contempló la tierra desde el cielo, 20 para oír los lamentos

de los cautivos y liberar a los condenados a muerte; 21 para proclamar en Sión

el nombre del Señor y anunciar en Jerusalén su alabanza, 22 cuando todos los

pueblos y los reinos se reúnan para adorar al Señor.


25 En el principio tú afirmaste la tierra, y los cielos son la obra de tus manos.

26 Ellos perecerán, pero tú permaneces. Todos ellos se desgastarán como un

vestido. Y como ropa los cambiarás, y los dejarás de lado. 27 Pero tú eres

siempre el mismo, y tus años no tienen fin. 28 Los hijos de tus siervos se

establecerán, y sus descendientes habitarán en tu presencia.»


Tomar toda la armadura de Dios (Efesios 6:10-18)

Me fortalezco con el gran poder del Señor Jesucristo. Me pongo toda la

armadura de Dios y hago frente a todas las artimañas del diablo, y cuando

llegue el dia malo, permaneceré firme resistiendo hasta que acabe la batalla.

Me ciño con el cinturón de la verdad, y me protejo con la coraza de justicia,

y calzo mis pies con el animo de proclamar el Evangelio de la Paz. Ahora tomo

el escudo de la fe con que voy a apagar todos los dardos de fuego del maligno.

Tomo el casco de salvación y la espada del espíritu que es la palabra de Dios.

Como guerrero oro
todos los días y me mantengo alerta y perseverante en

oración de los unos por los otros.



Salmo 51:1-19

Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia. Por tu abundante

compasión, borra mis rebeliones. 2 Lávame más y más de mi maldad, y

límpiame de mi pecado. 3 Porque yo reconozco mis rebeliones, y mi pecado

está siempre delante de mí. 4 Contra ti, contra ti solo he pecado y he hecho

lo malo ante tus ojos. Seas tú reconocido justo en tu palabra y tenido por puro

en tu juicio. 5 He aquí, en maldad he nacido, y en pecado me concibió mi madre.

6 He aquí, tú quieres la verdad en lo íntimo, y en lo secreto me has hecho

comprender sabiduría. 7 Quita mi pecado con hisopo, y seré limpio; lávame,

y seré más blanco que la nieve. 8 Hazme oír gozo y alegría, y se regocijarán estos

huesos que has quebrantado. 9 Esconde tu rostro de mis pecados y borra todas

mis maldades. 10 Crea en mí, oh Dios, un corazón puro y renueva un espíritu

firme dentro de mí. 11 No me eches de tu presencia, ni quites de mí tu Santo

Espíritu. 12 Devuélveme el gozo de tu salvación, y un espíritu generoso me

sustente. 13 Entonces enseñaré a los transgresores tus caminos, y los pecadores

se convertirán a ti. 14 Líbrame de homicidios, oh Dios, Dios de mi salvación,

y con regocijo cantará mi lengua tu justicia. 15 Señor, abre mis labios, y

proclamará mi boca tu alabanza. 16 Porque no quieres sacrificio; y si doy

holocausto, no lo aceptas. 17 Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado.

Al corazón contrito y humillado no desprecias tú, oh Dios. 18 Haz bien a Sion,

con tu benevolencia; edifica los muros de Jerusalén. 19 Entonces te agradarán

los sacrificios de justicia, el holocausto u ofrenda del todo quemada. Entonces

se ofrecerán becerros sobre tu altar.


La Batalla.

Padre Santo Altisimo: Vengo ante ti y reconozco que soy pecador.

Confieso y pido perdon por todo pecado de ira, pleito, disension, impaciencia,

intolerancia que tengo. Pido y suplico, ahora, liberación de este pecado.

Me someto ahora, totalmente al Espiritu del Dios Viviente y entro en tu trato

divino, para ser una persona tratada por ti, moldeada por ti, enseñada por ti.


Renuncio y resisto ahora a toda griteria, maledicencia, descontrol,

impaciencia, intolerancia, ira y violencia. Padre Santo, quiero entender que

puedo ser una nueva persona, una nueva criatura , y que TU puedes darme

nuevos comienzos. Quiero dejar todo el pasado atrás y desde ahora avanzar

contigo por la vida. Quede mi pasado atrás y se borre de mi mente todo mal

recuerdo y su memoria. Que cuando lo recuerde ya no me duela.

Quiero aprender a esperar solo en Ti, a esperar de tu

AYUDA, sin desesperar, sin desanimar.

Quiero entender y comprender que TU NUNCA LLEGAS TARDE y que todos

tus propositos y planes que tienes para mi se van a cumplir porque nada,

ni nadie podra frustrarlos.

Y esta ahora es mi confianza: que ya tengo la petición

que te he hecho con todo mi corazón


Ato, sujeto y resisto ahora a toda griteria, maledicencia, descontrol,

ira, impaciencia, intolerancia y violencia y los echo fuera de mi vida en el

poderoso nombre de Jesus. Fuera, ahora!

Espiritu Santo de Dios, clamo ahora tu ayuda, estoy en tus manos ahora,

ayúdame, saname.
Espiritu Santo ven ahora, entra en mi casa interior y se

mi amigo,
tómame y ayúdame a dejar de sentir ira, falta de dominio propio,

intoleracia, impaciencia, enojo, descontrol.

Espiritu Santo desaloja ahora todo sentimiento de ira, falta de dominio propio,

intoleracia, impaciencia, enojo, que hay en mi, y que yo pueda perdonar

total y completamente, olvidar y dejar atras mi pasado. Que pueda tolerar a los

demas con sus defectos, que pueda aceptarlos y procurar convivencia pacifica

con todos. Te encomiendo a Ti, con todo mi corazon

esta sanidad y confio en Ti y tu lo haras.


Gracias porque TU sanidad, llega a mi, la recibo por FE.

Gracias por esta liberacion! Amen y amen.


Otros Temas Relacionados :

Oraciones de Sanidad y Auto-liberacion.

http://oraciones-intercesion.blogspot.com/

Guerra Espiritual.

http://cris-guerraespiritual.blogspot.com/


Inspirado en el tema " LA DISENSION" de Basilea Schlink
ampliado por Casa de Oracion en Mision Avivamiento.


Cristina Blanc-Ramirez.
~ Sierva de Jesus el Yeshua Hamashiach~
Casa de Oracion en Mision Avivamiento.

mision-intercesion1usa@hotmail.com

No comments:

Post a Comment